La Escritura de Dios

Historias de búsquedas viajando a lugares frios de la Tierra.

…He perdido la cifra de los años que yazgo en la tiniebla; yo, que alguna vez era joven y podía caminar por esta prisión, no hago otra cosa que aguardar, en la postura de mi muerte, el fin que me destinan los dioses…

La Escritura de Dios (El Aleph, Jose Luis Borges)

 El Legado

Hilvano frases

No se cuándo serán cocidas. A mano o a máquina.

Pespuntes prolijos mis neuronas. Hoy no permiten más que mirar, mirar en el azul del cielo tórrido.En el fondo de un vaso las gotas se quejan de haber quedado atrapadas, mientras el aire caliente arrastra el vapor de las paredes. No es justo. No. Que desaparezcas sin haber respirado.

Sin haber transpirado en el sol, del verano…

Que en vano te hayas molestado en llegar hasta aquí, y nadie, nadie te mire. Nadie  estire sus brazos para intentar un saludo.

Será que hoy no…

Ver la entrada original 16 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s