Espera la sala.

Poder reposar la cabeza, sobre todo la nuca. Relajar el cuello, abajo el mentón…

Veo el porcelanato en el piso.

No sé quien invento ese material pero a mí no me gusta, es frio, muy pulcro para mi gusto y mis hábitos.

IMG_20160225_161521742

Señor: ¡No mire el reloj! Acá hay que esperar-es una sala de e s p e r a- de doctores! Los Doctores siempre hacen esperar ¿no? Aunque sé de casos que sus pacientes en vano los han esperado porque se han ido antes.

¡Se olvidan de sus pacientes!

Detrás de esa puerta cerrada que durante redondos minutos hemos mirado…imaginando diversas situaciones… finalmente descubrimos que no había nadie!!!

Que la enfermera simplemente bajó el picaporte y entró así sin más por esa puerta vedada…y que Oh! Cómo es posible que ella haga eso! Y ella se da vuelta en cámara lenta ante nuestro grito ahogado, mientras nos muestra inocentemente que adentro de ese espacio solo hay… muebles!!

Hacen esperar…con eso de que en biología dos más dos no es igual a cuatro…Si la cita es a las 16 también puede terminar siendo a las 18.30 o a las 20. ¡Todo es posible en este mundo de las cosas vivas, no exactas! Aunque pensándolo bien también en el mundo de los administradores de consorcio de departamentos- todo puede ser…

Como ser: Que en mi techo haya una gotera pero que el agua no provenga del exterior, sino se genere espontáneamente en mi techo. O provenga de una recóndita fisura de mi habitación comunicada con el acuífero guaraní…Ellos no son culpables de todo!

Si, el mundo de los administradores es como “Alicia a través del espejo “quién sabe por qué se cae el revoque del 4to C? puede ser por A, B o AB.

Claro,¡ es un nuevo tipo de lógica! Estos tipos son los creativos de la actualidad.

Arquitectos en un 80 % o también Ingenieros…algún que otro abogado…que tomó la bandera de su propio consorcio para evitar injusticias o desmanes…

Conozco un abogado que viéndose que iba a dejar de ser persona decidió abandonar los hábitos de administrador y abuenarse al sentido común, resguardando así también su integridad física amenazada en encuentros consorciles por fierros y demás elementos.


La sala de espera tuvo su recambio de quincena. Otros pies, otros zapatos sobre el tablero de porcelanato. Cada cual a su Smartphone.

Atrás quedaron las revistas sagradas de las mesitas (no se en las peluquerías)

En la tv el noticiero está hace media hora con la misma noticia, ¿Será bueno, será malo?

Me pregunto: ¿Por qué? muchos médicos al abrir la puerta de sus consultorios se limitan a llamar al próximo paciente y desenfocan al resto de la gente, También sus pacientes:

Hola, como le va Sra.! Ya estoy con Ud. Sr… Es que parecen malos ¿y luego en la intimidad del consultorio serán buenos amigos y confidentes? ¿Será algún tipo de trastorno de la personalidad? ¿Bajo qué embrujo caemos luego de traspasar el umbral del gabinete? Nos olvidamos de un plumazo los sinsabores de la larga e injustificada espera. ¿Qué tipo de magia se produce en nosotros? Una reacción quí-mi-ca…necesitamos creer que el médico es bueno, es un dios que todo lo sabe y lo puede, como un padre…nada malo puede venir de él.

Entonces por eso nos olvidamos de la furia precedente y nos entregamos  a sus brazos

como ciervos.


IMG_20160225_164132971

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Espera la sala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s