Como nació la idea del primer viaje.

Kiev-Nikolayev-Beresnegovate-Simferopol-Yalta-Odesa-Chisinau-Ribnitza-San Petersburgo-Moscú-Ekaterimburgo –Irkutsk- Moscú


 

Como comencé exactamente no lo recuerdo. Comencé con preguntas sobre mis abuelos y bisabuelos. Mi mamá se convirtió en la fuente de información más importante y de allí comencé a hacer árboles genealógicos en borrador, la mayor cantidad de información provenía del lado materno. Había documentos y libreta de matrimonio de mi abuelo David.

Acumulé cantidad de mapas.Mapas antiguos que me aparecían en internet, de la época del Imperio ruso. Cuando un  día una ciudad o region pertenecía a Polonia y al otro día a Ucrania…y el que nacía ese día.. dudosa ciudadanía.

Pero pronto me di cuenta que la más valiosa información aparecía en idioma ruso.

Empecé por el año 2005 a estudiar ruso con un profesor particular. En parte atraída por ser el ruso un idioma tan hermético para los latinos y en parte para: quién sabe cuando  viajar a esos lejanos lugares y por qué no, visitar la historia de mis abuelos, saber de qué tierras yo provenía.

En el 2007 deje de estudiar y retomé luego de 2 años, me había olvidado de casi todo.

Apenas pude ya en ruso leer o escribir mis apellidos, maternos y paternos me lancé a la búsqueda poniendo frases cortas con los apellidos y lugares en variados foros de genealogía rusa y hebrea.

Enviaba e-mails a instituciones oficiales de Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Oficinas de migraciones, asociaciones que colaboraban con la colonización agrícola en el mundo, algunas están en Canadá y Estados Unidos, Comencé a buscar en las bases de datos, Museo de Inmigrantes, listados de barcos y puertos que zarparan entre 1900 y 1920 desde Bruselas, Hamburgo, Bremen, Odesa.

Comencé a cruzar información con gente que ya había realizado la misma búsqueda o que estaba buscando y de allí había que esperar, la gente muchas veces no tiene tiempo o no dedica la misma intensidad a las cosas, o no quiere saber, incluso llamé a posibles parientes lejanos que vivían en mi ciudad.

Todo dato era importante y así se fe armando la montañita de arena.

Mi mamá me decía pero que vas a viajar para allá!, si están todos muertos,¿ a quién vas a encontrar?

Pero mi deseo era más fuerte, yo quería ir, quería ver lo que ellos habían visto, quería pisar esa tierra y respirar ese aire…

Me inscribí en una base de datos mundial jewish.gen, muchos buscando a través de cartas en otros idiomas, postales antiguas mostrando un barco, otros buscando con fotos de tumbas con inscripciones en hebreo. Grupos de personas fotografiadas en la época de la primera y segunda guerra mundial.En esa época las cartas de escribían manuscritas, nadie usaba la imprenta en ruso que es más fácil de entender, y el hebreo, o el idish?


Una

verdadera

torre de Babel.

Un_mantel_con_el_árbol_genealógico_de_tu_familia_6


 

Llevó tiempo, paciencia, perseverancia, esperas y expectativas, frustraciones, abandonos.

Pedidos de ayuda a miles de kilómetros de distancia. Tardes buscando en imágenes de microfilms de la Iglesia de Los santos de todos los días. Cirílico, manuscrito y antiguo!

Mis antepasados… ¿podrían haber sido italianos no?

Entonces, no recuerdo en qué momento comencé a ahorrar para un viaje. Siempre se puede ahorrar de todos modos, ¿cierto?

Tres años de planificación, ahorro. Búsqueda de contactos, de posibles guías relacionados con la genealogía, un buen guía, no tan caro, ¿idioma español? Nada de español, lo máximo que podía aspirar era inglés o ruso.

Eso no me preocupó, entre el ruso y el inglés me iba a arreglar. Después ves en el lugar más lejano de tu  “casa” si querés hacerte entender te entienden, como sea, con señas, medias palabras, gestos…

Lo importante digo yo, es querer algo.

Desearlo con intensidad, esa es la llave de todo.

El primer anclaje comenzó cuando a través de un netfriend contacté a un posible pariente con mi apellido que vivía en Alemania. Boris.

Boris había abandonado Ucrania en 1996, El me mostró documentos que fueron claves. Me dijo, me escribió en ruso o alemán: todos los Steiman vienen de allí, la colonia agricola se llamaba Nagartav, al sur de Ucrania, que finalmente coincidía con la localidad que figuraba en ficha del padrón electoral de un tío- abuelo-paterno que se había nacionalizado argentino.

Nada fácil, pero fascinante: un verdadero rompecabezas y,  con piezas perdidas…

 

Anuncios

2 comentarios en “Como nació la idea del primer viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s